LOS DOS PILARES DE CAMPILLO DE LLERENA, BADAJOZ.

Estos dos bellos y antiguos pilares de los que proceden sus aguas de manantiales, son una representacion viva de lo que un día fue un eterno problema, no sabemos de que época son realmente, se les conoce popularmente como el Pilar de Abajo y el Pilar de Arriba o Nuevo, siendo el abajo presumiblemente más antiguo, pero en épocas modernas se le privó al de Abajo del pilón, una de las muchas ocurrencias de algún alcalde de los que dejan huella, en este caso se argumentó su destrucción con el motivo que, para que fluyera mejor el tráfico rodado, (pongo foto antigua y modernas de este) y luego tenemos el Nuevo que aparentemente  parece ser más antiguo que el otro, en este destacan los redondeles grabados en la piedra ocasionados por los cántaros de barro en su visita a este pilar, ambos han sido restaurados y algo modificados de su primitiva linea, en el Nuevo otro alcalde intentó tapar con cemento las circunferencias dejadas por los cántaros en la piedra, pero la gente se quejó de tal grave error y rectificó afortunadamente.

Campillo de Llerena es una población donde siempre ha existido un grave problema de agua, ya en la década lo de los años cincuenta se empezó a subsanar el problema, avanzando en los años sesenta y culminandose en los primeros años de los setenta, trayendo agua del pantano del Zujar, pero anteriormente venia del arroyo de El Prado, la charca del Bercial y del mismo río Zujar. Mariano Cabanillas Entrena nos detalla en su libro sobre Campillo todos los problemas que padeció el pueblo en el siglo XX, no he seguido avanzando en datos desde la década de los cincuenta para no hacer pesada la lectura, al fin y al cabo de lo que trata es de hablar de los pilares y no de otra cosa.

Agradecimientos a Joaquina Boceta Navarro, Lorenzo Boceta Navarro, Emilio García Mena y Antonio Pedrero Rubio.

José Antonio Hinchado Alba.


(1791) No hay ríos de perennes corrientes, sí algunos arroyos de los que se secan en verano; hay una fuente de la que se provee todo el pueblo que merece el nombre de pozo por lo profundo que se mantiene su agua, hay otras varias repartidas en su termino, pero con poco uso por su poco resguardo y aseo. No hay pantanos ni agua que puedan aprovecharse abriendo acequia para regar algún terreno, tampoco hay aguas minerales.


(1845). Campillo de Llerena ...una fuente cuidada hacia la salida a Llerena y tres más en distintos puntos...


(1902) Ya el 10 de agosto de 1902 se acuerda que de forma inmediata se proceda a la limpieza de la fuente llamada de "El Cura" que abastece a los ganados de labor.


(1905) El 6 de junio de 1905 aparece recogido en acta lo siguiente: Habiéndose agotado las aguas del Pilar de Arriba y siendo de imperiosa necesidad que dichas aguas sigan su curso natural, se procederá a practicar el reconocimiento de los depósitos llamados Santa Ana y Charcón pertenecientes a dicho pilar.


(1908) El 30 de junio de 1908 el concejal Herranz propone que unos peritos investiguen el agua del arroyo de los Pilones que pertenece a las tierras del propietario don Antonio López Carrasco o a la dehesa común de los vecinos, para intentar buscar nuevas soluciones a la escasez. 

El 16 de septiembre se insiste en la misma cuestión y se nombra una comisión sobre el cauce del arroyo de los Pilones y los baldíos lindantes.


(1910) Este servicio se mantiene como preocupación constante de la corporación. En 1910 aparece recogido el problema de la escasez de aguas en tres sesiones del pleno: 29/3, 21/6, 5/7.

En la primera 29 de marzo, el alcalde informa de las continúas quejas de los vecinos por el agua que sacan del Pósito para la caldera los de la fábrica y se acuerda por unanimidad la prohibición de sacar agua.

La segunda el 21 de junio, se acuerda un bando para que no se saque agua de los pilares antes de la salida y después de la puesta del sol, así como que cada persona no saque, más de dos cántaros de cada vez y no se permita que durante la noche queden cántaros para tomar agua en los pilares.

En la tercera el 5 de julio, el alcalde denuncia la preocupante disminución de agua destinada al abastecimiento público y señala como causas, tanto el agotamiento de los manantiales, como el considerable aumento de las caballerías, y también por otros usos a lo que no están destinadas estas aguas. Habla de la fábrica de harinas instalada en la primera casa de la calle San Bartolomé que acarrea el agua con su carro y dos caballerías del Pocico.

Ante esta denuncia se acuerda: 

1° Que el agua del Pocico se destine sólo a caballerías.

2° Qué el agua de los depósitos denominados Fuente del Cura y Manantío se utilicen para caballería, lavado de ropas y se consiente también usarla para otros usos domésticos.

3° Se prohíbe a los dueños de la fábrica de harinas sacar agua de ninguno de los depósitos con cuba ni de ninguna otra forma con destino a la industria.


(1913) Pero a pesar de estas medidas el problema continúa y en 1913 se crea una comisión para que estudie el ahorro del agua y que investiga otros sitios que con la mayor economía se pudiera conseguir el alumbramiento de aguas.

El 5 de mayo el tte. alcalde presidente de esta comisión informa al pleno en el siguiente sentido:

La comisión ha reconocido los pilares y fuentes abiertas y considera de necesidad la limpieza de los indicados depósitos y estima que en el Charcón se debe hacer un brocal para evitar la entrada de tierra y otras materias que lo ensucien, lo mismo debe hacerse en la fuente del Cura y Manantío colocando a ser posible bombas de extracción y establecer por fuera una especie de depósito o pilar donde puedan abrevar las caballerías con menos pérdida de agua.También han reconocido nuevos sitios y se sugiere solicitar de los socios de la eléctrica y de la fábrica del Pilar de abajo si no tiene inconveniente en ceder y transitoriamente al municipio las aguas de los pozos que en El Egido y en El Cañuelo tienen respectivamente aunque el Ayuntamiento costee las obras de seguridad de los mismos.

El 16 de junio se da cuenta que los socios de la fábrica harinera no han accedido a la petición de agua para uso público que tienen en El Cañuelo. Que los dueños de la eléctrica propietarios del pozo del Egido del Cristo voluntaria y espontáneamente habían cedido el uso de sus aguas, se aprueba enviar agradecimiento a don Rafael Ortiz como representante de la eléctrica comprometiéndose el Ayuntamiento a los gastos que origina la preparación del pozo la comisión continúa sus trabajos y el 23 de junio informa que se prosiguen las prospecciones y se propone realizar un estudio sobre las aguas del arroyo de Budión a la derecha del camino de Hornachos en un espacio de terreno comprendido entre dicho camino y el regato de Rompesuelas el Ayuntamiento aprueba los jornales para realizar las obras.


(1923) El 9 de septiembre de 1923 se aprobó de nuevo la realización de un estudio para traer agua de los Pilones.


(1927) El 3 de mayo de 1927 se concede al vecino Fidel Moreno Sánchez el permiso para la apertura de un pozo en la finca de su propiedad al sitio Bodio con objeto de obtener agua para la fabricación de tejas y ladrillos con la condición de que no profundice más de 6 metros y este a 60 metros de distancia del Pozo Nuevo y que cierre otro pozo que tiene un poco más arriba.


(1928) El 2 de julio de 1928 se acuerda buscar medidas para mayor abastecimiento de aguas consistentes en profundizar uno o más metros el Manantío y la Fuente del Cura y agrandar su depósitos, así mismo se decide comenzar una galería en el mes de septiembre en El Pozo Nuevo también limpiar el Pocico y profundizarlo.


(1931) ...El día 14 del 9 de 1931, don Francisco Vaca arquitecto de Badajoz se ofrece para hacer la medición del terreno para la traída de aguas de El Prado, en la cantidad de 500 pesetas se acepta y además se le encarga la traída de aguas de La Noria del Pilar.


(1939) ...25 de abril de 1939, Año de la Victoria. Que todas las personas que hayan venido de la zona últimamente liberada, obligatoriamente deben lavar la ropa en el arroyo de la Andihuela y abastecerse de agua potable en el Pilar de Arriba.


(Entre 1940 y 1950) El agua existe poca y a distancia variable no hay conducción ni depósito ni distribución por las casas, actualmente este vecindario se abastece de los pilares llamados "de abajo" y "nuevo" existentes en el primero al saliente y el segundo al sur (esto es un error está al poniente) de la misma así como también de dos pozos descubiertos, denominados Nuevo y de las Cornejas distantes aquel unos 400 m y este unos 250 m del casco de la población en cuanto a la cantidad de agua que diariamente pueden dar los manantiales que surten a los pilares o fuentes antes mencionadas así como a los pozos, ignora esta alcaldía cuál pueda ser no pudiendo informar con relación a este punto no ya con garantía de acierto sino que ni siquiera aproximadamente sin embargo puede hacer constar el suscribiente que la cantidad de agua potable qué produce es exigua e insuficiente para el abastecimiento normal del vecindario, hasta el extremo de que durante el verano llegan dichos manantiales casi al agotamiento por lo que muchas veces la alcaldía por no llegar el agua a los pilares ha tenido que colocar bombas en los manantiales que lo surten a fin de extraer la poca que en los mismos queda y que el suministro de ella no falte al vecindario, que a duras penas y costa de grandes colas logra surtirse de pequeñas cantidades y tiene por estas causas que desplazarse para proporcionársela a pozos y fuentes existentes a grandes distancias de esta villa y de propiedad particular tales como las llamadas fuente El Palacio sita en la finca del mismo nombre, distante de 4 km de esta villa, a la denominada Las Machicas enclavada en la finca de igual nombre, distante 8 km y teniendo otras veces que ir por ella a la fuente denominada La Muda del término municipal de Valencia de las Torres y a más de 10 Km de este pueblo, en una palabra y concretando, la cantidad de agua potable de que actualmente dispone este pueblo es insuficiente para el abastecimiento de sus habitantes y ni siquiera a la mitad de los mismos, sin contar con lo que los pozos por estar estos descubiertos no siempre reúne a juicio de esta alcaldía las debidas condiciones de salubridad.


(1940) ... En este punto también son constantes las obras de limpieza y reparación en los pozos y pilares y así aparecen obras menores en los pozos de "la bomba" y "nuevo" donde además se ordena la colocación de una puerta y y las reparaciones en la calle del Pilar Nuevo que procede del manantial de Santa Anita.


(1945) Pero el problema de la escasez continua y llega a una situación tan crítica con la pertinaz sequía del año 1945 que lleva al alcalde a ordenar un racionamiento drástico del consumo de agua mediante un bando.

Hago saber, que con el fin de remediar en parte el agudo problema de abastecimiento de aguas potables a esta población, de cuyo es muy escasa en su término municipal y agravada en la actualidad su carencia en cantidad mínima por motivo de la pertinaz sequía que atravesamos y al mismo tiempo evitar que el uso indebido de aguas no aptas para el consumo humano, en muchos casos contaminados de germen que pueden producir enfermedades de tipo disentérico o fiebres tifoideas en uso de las atribuciones que me están conferidas, y confirmadas por acuerdo de este Ayuntamiento de mi presidencia y oído el parecer de la Inspección Municipal de Sanidad dicto el presente Bando en virtud del cual dispongo:

1°  Apartir de la publicación de este bando los vecinos y habitantes de esta localidad solo podrán suministrar aguas para el consumo humano de los pilares o fuentes públicas siguientes:

los habitantes de las calles correspondientes al distrito 1° de asistencia pública del llamado Pilar de Abajo y los que habitan en las calles del distrito 2º del conocido por Pilar Nuevo o de Arriba.

También podrán suministrar dicha agua en el Pozo Nuevo dónde queda terminantemente prohibido sacar agua para lavar, abrevar caballerías, ganados etc, ya que su agua hasta nueva orden solo se destinará al consumo humano.

2°  Para la ejecución de lo anteriormente ordenado los cabeza de familia perteneciente al distrito 1° vienen obligados a proveerse antes del 16 del actual, en estas oficinas de una tarjeta de racionamiento en la que constará el número de cántaros que con arreglo al número de individuos de la familia tendrán derecho a suministrar diariamente en el Pilar de Abajo.

3° Las aguas de los pozos y fuentes que a continuación se relacionan solo podrán ser utilizadas para las necesidades siguientes el Pocico y el Manantío para el lavado de ropa el del Rodeo para abrevar caballerías y el de la Luz para abrevar ganado vacuno, fuera de los cursos anteriores no podrá extraerse ni utilizarse aguas de dichos pozos.

4° Para efectividad de lo ordenado con relación al Pozo Nuevo cuya agua cómo se indica en el número 1° sólo podrá utilizarse para el consumo humano, la misma habrá de extraerse necesariamente a presencia del guarda que vigilará el mismo y con las cubas que este tendrá a disposición del público y únicamente desde las 7 a las 12 de la mañana y desde las 5 de la tarde a las 10 de la noche.

5° Las infracciones de lo ordenado serán castigadas por mí autoridad con multa de 5 a 25 pesetas sin perjuicio de exigir a los contactores las responsabilidades penales en que por no observación de los preceptos sanitarios puedan incurrir. Lo que se hace público para general conocimiento y exacto cumplimiento. Campillo de Llerena 12 de junio de 1945 el alcalde, presidente.


(1948) El 7 de octubre de 1948 el ayuntamiento nombra a un guarda para que las aguas del pozo Los Rodeos, sólo se utilice para personas y animales.