ERMITA DE SAN ANTONIO EN VALVERDE DE LEGANÉS, BADAJOZ.

Esta bella ermita se encuentra ubicada en el interior de la población, es del siglo XVI posiblemente, pues se sabe de la existencia de una pequeña hermita de San Antonio de Padua pegada a Valverde de Leganés que existía ya anterior al año 1538, es de estilo gótico, la nave costa de dos tramos, con cubierta de crucería, las nervaduras en la parte del altar forman una estrella en su techo, el altar y el retablo son de estilo gótico también, en pan de oro que pertenecieron al altar de Santa Rita en la parroquia de San Bartolomé, con una figura de San Antonio de Padua. La ermita carece de ventanas aprovechando sólo unos pequeños ojos de buey, antiguamente la luz que entraba por la puerta, hoy es artificial. La puerta es un arco de medio punto también gótica, de sillares de granito, con unos refuerzos o contrafuertes modificados en las esquinas esto nos lleva a pensar que se reforzaron los originales o quizás no y eran en origen así, dándole una linea muy peculiar al edificio con esas formas redondeadas terminadas en unos pinaculos, el campanario debió ser añadido después de estilo barroco, tiene en un lateral de la epístola otros dos contrafuertes semicilíndricos en el exterior. Según nos cuenta el entonces párroco del pueblo Agustín Fernández Caballero, el 2 de mayo de 1958, la compró para integrarla dentro del conjunto parroquial a Fernando Giralt Fernández por la cantidad de 35.000 pesetas, fue rehabilitada y remodelada pues estaba destinada a otros usos y no a los religiosos entre otras cosas a almacén de trigo según me cuenta Teresa la vecina que atiende la ermita, se pico y se enfoscó toda la ermita, también se le puso una campana donada por Sebastian García Guerrero y Amalia Marroquí Real los dueños de la finca El Revellado, toda la compra y la obra fue financiada por la diócesis de Badajoz, estando de Obispo Don José Maria Alcaraz y Alenda y los feligreses de la parroquia de Valverde ayudando en lo que fue posible o bien con dinero o con mano de obra. 
El 28 de mayo de 1959, en la festividad del Santísimo Corpus Cristi, el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo coadjutor, doctor don Eugenio Beitia Aldazabal, dió por bendecida e inaugurada la ermita dedicada al glorioso doctor San Antonio de Padua.
A mi humilde opinión ha sido un grave error enfoscar toda la nervadura gótica quitándole todo el aire de antigüedad.
El 8 de mayo de 1724 el Ilmo. Sr. Don Pedro de León y Carvajal, visitador general de este Obispado, en nombre de su Ilma. Don Francisco Pedro de Levanto y Vivando (1715-1729), hizo parecer ante sí a Don Francisco Chacón, vecino de esta villa y mayordomo de la cofradía de San Antonio Abad, para que diese cuenta del tiempo que ha estado en su cargo y habiéndose cotejado el cargo de las limosnas que han estado en su poder, con lo gastado en una casulla de damasco morado, un alba, estola y manípulo, excedió en mucha cantidad el dicho gasto, por lo que se dió por libre, y así mismo se han hecho un frontal y dos cortinas y renovado el Santo. Y le dió las gracias a dicho mayordomo, que doy fe. Firmado y rubricado.
Se sabe que en el siglo XVIII y XIX el pueblo tuvo una cofradía dedicada a San Antonio Abad que seguramente sería más antigua posiblemente remontándonos a la edad media .
José Antonio Hinchado Alba.