NUEVE CAPITELES TARDORROMANOS Y VISIGODOS EN EL PATIO DE LA CASA DEL CORDÓN EN BADAJOZ. (Con datos inéditos).

En el patio de esta noble Casa del Cordón, hoy Arzobispado Mérida-Badajoz, tenemos otra prueba más de lo que cada día parece más evidente sobre unos orígenes de la ciudad anteriores a los árabes, no solamente pasa esto en esta casa antigua, sino en otras muchas de la ciudad, capiteles, fustes y basamentos anteriores a época islámica repartidos por distintos puntos de la ciudad sobre todo en patios, una realidad palpable le duela a quien le duela, algunos ahora, nos vendrán otra vez como única excusa, a decir que estas piezas son de acarreo y las trajeron de Mérida, pero deben ser ellos los únicos que se creen esta historia. Pero vamos a lo que nos ocupa y dejemos a estos ilusos con su eterna desgracia.

En este patio, tenemos ni más ni menos nueve capiteles, algunos tardorromanos y otros visigodos, y también uno que parece posterior, quizás de época tardoantigua, los fustes no me extrañaría fueran también de estas épocas, con distintos diámetros y colores de mármol (blanco, gris y rosa), las bases les pasa igual, son de distinto diámetro y algunos diferentes a otros en diseño, estas bases quizás sean las piezas más modernas aunque siguen siendo muy antiguas, pues algunas de ellas no todas, sean de una época posterior a las descritas anteriormente.

De los nueve capiteles, ocho están como tales y uno de basamento, esto también pasa en algunas casas de la ciudad que como se reaprovechaban los materiales de épocas y civilizaciones anteriores a la época de construcción de estas casas; también tenemos capiteles de este estilo en los depósitos del Museo Arqueológico, edificio de La Galera, y hace poco ha aparecido otro en la última reforma de la Alcazaba islámica, etc. De estos capiteles hay cuatro que podemos decir van emparejados, dos y dos, son casi iguales con algunos matices decorativos, a la hora de esculpirlos que les dan una pequeña diferenciación artística de sus grabados, los he dividido en A-B y C-D, para que podáis comparar sus parecidos tan evidentes. Una cosa quiero resaltar muy importante, cuando se instaló en esta casa el Arzobispado, a todos estas columnas se las retauro  y se pulieron, dejando sobre todo a los capiteles sin el aire antiguo que tienen y que parecen que han perdido, pero observando uno por uno se ve perfectamente la antigüedad de todos, tienen desperfectos, fracturas etc, también he oído a alguno de esos listos que tanto saben en esta ciudad, que algunos eran piezas recreadas, pues se equivocan de pleno como casi siempre.

Para terminar solamente apuntar que insisto en que esta casa es muy probable fuese de carácter religioso como comenté en la otra publicación sobre este patio con fecha de ayer, en una de las galerías góticas de este patio podemos ver en su techo una clave grabada con una cruz de Malta, distintivo de la Orden Trinitaria, y distintivo del Cabildo Catedralicio, además de leer a mi amigo Pedro Castellanos Bote, en su magnifico trabajo sobre esta casa, sobre quien vivió en ella y a quien perteneció, la referencia más antigua que se tiene de esta casa es que perteneció a un clérigo llamado Tomé López en el siglo XVI; por lo tanto hay varias muestras religiosas en la casa, el cordón franciscano de su portada, la concha santiaguista de su capitel de la parte superior del patio, la dovela o clave trinitaria de la galería del patio y la primera propiedad que se conoce que era de un clérigo, a esto podemos unir que estaba pegado al convento de Santa Catalina (último de los sitios que tuvo), que estaba en el edificio del antiguo instituto de bachillerato Barbara de Braganza, hoy perteneciente a dependencias de la Diputación Provincial y también añadir que enfrente de esta casa está la Catedral de Badajoz.

Jose Antonio Hinchado Alba.